Lun 15 Ago 2022 21:31:07

Antes que Maradona, hay que ser persona

Must Read

Lo más leído

La UDG Tenerife apuesta por la cantera en su sexta temporada en Primera

La UDG Tenerife arranca la temporada 20/21 con el objetivo claro de la permanencia. Francis Díaz continuará como entrenador...

El Real Madrid femenino prepara el proyecto de las galácticas

El Real Madrid femenino ya es una realidad. No se explicaba que el club blanco no formara parte de...

Revolución en la segunda temporada de María Pry en el Levante UD

La nueva temporada del fútbol femenino está cerca de comenzar oficialmente y las noticias en torno al Levante UD...

La fase final de Champions con más sabor español

Dos grandes escenarios del fútbol nacional como son Anoeta y San Mamés acogerán los cuartos de final de la...

Un renovado Atlético de Madrid busca triunfar en Europa

El Atlético de Madrid no pudo completar uno de sus objetivos la pasada temporada al perder la oportunidad de...
Francisco Javier Portillo Maya
Pedagogo, Psicopedagogo y opositor para Orientación Escolar. Como amante del fotoperiodismo y del fútbol; y sensibilizado y formado en feminismo, he colaborado con medios locales en calidad de reportero gráfico y redactor de crónicas de partidos de #futfem desde 2017. Me sumo a este proyecto imprescindible como redactor web y reportero gráfico para visibilizar e informar con rigor y seriedad sobre fútbol femenino; y otorgarle la importancia social que merece. En las escuelas se debe educar en igualdad, así que el periodismo, como otro de los grandes agentes de socialización, debe velar por garantizar este derecho humano y constitucional.

El 25 de noviembre fue el día internacional contra la violencia de género. Si bien durante parte de este día la sociedad desarrollaba múltiples campañas, actos y actividades para concienciar sobre la necesidad de combatir el machismo en todas sus formas; el fallecimiento de una figura como la de Diego Armando Maradona provocó que el mundo entero se detuviera para homenajear su huella en el mundo del deporte rey.

La polémica radica en que muchas personas han fragmentado al argentino para poder alabar sus hazañas con el balón o su solidaridad con la pobreza, ignorando su lamentable conducta de violencia machista, homofobia e incluso pederastia según algunas fuentes. Si el maltratador es un don nadie, ninguna persona dudaría en denunciarlo; pero si se trata del «Pelusa», la coletilla de «con sus luces y sombras» basta para no sucumbir ante las contradicciones.

Mientras en todos los estadios se ha homenajeado la figura de Maradona durante el pasado fin de semana, en un partido amistoso entre Viajes Interrías FF y Dépor Abanca, una jugadora tuvo la valentía de dar la espalda al homenaje. Paula Dapena, futbolista del Viajes Interrías FF, se negó a homenajear a Maradona porque «para ser jugador hay que ser primero persona y tener valores más allá de habilidades como las que tenía él». 

Una imagen que recorrió las redes como la pólvora. Sin embargo, muchos internautas comenzaron a acosar a Paula Dapena y a todas sus compañeras a causa de su acto reivindicativo contra el homenaje a Maradona, llegando a amenazar de muerte a la futbolista. Paula publicó un tuit que si alguien tenía algo que decir, que se lo dijera a ella misma, pero que no acosen a sus compañeras que no tuvieron nada que ver. 

Más gestos como el de Paula Dapena son los que necesitamos en esta sociedad en la que el maltrato se tiende a perdonar si el que lo protagoniza es una figura a la que admiramos por otras facetas de su vida. Sin ir más lejos, yo mismo tuve mis contradicciones ante el acontecimiento. Fue gracias a los gestos de mis compañeras y amistades que pude comprenderlo. Así cambié mi posicionamiento previo:

El 26 de noviembre, publiqué lo siguiente:

Maradona no era Dios. Tampoco fue el demonio. Nació y fue criado en los barrios pobres de Argentina en un contexto histórico y social muy machista. Saltó a la fama por su talento balompié y los éxitos que fue cosechando, para alegría de la afición para la que jugó y para admiración de compañeros, rivales y espectadores del mundo. Fue fiel a la izquierda, nunca usó su posición para atacarla. Tomó malas decisiones respecto a sus compañías y la drogodependencia le perdió, alejando de él a su propia familia. Esta faceta de su vida es muy reprochable y condenable, llegando a tener denuncias por violencia machista, homofobia y, según algunas fuentes de internet, pederastia (aunque no he encontrado nada fiable). Hay que criticar su machismo pero reconociendo que estamos emitiendo juicios de valor desde un contexto diferente al suyo. Intentó desintoxicarse de la droga en varias ocasiones. Fue un hombre que no supo gestionar su vida cuando tuvo dinero y fama, la cual nunca pidió. Maradona debe servir de ejemplo para no se comentan los mismos errores que él. Lo que es, sin duda, una leyenda con sus luces y sombras.
Escribo esta reflexión porque veo entre mis buenas amistades mucha discrepancia idealizando a Diego, tanto para bien o para mal. Y ya no voy a hablar nada más del tema. Supongo que no se habría causado tanto revuelo si hubiese fallecido otro día. Pero tranquilos, cada 25 de noviembre, 8 de marzo y durante todo el año, seguiremos luchando contra la violencia machista y por la igualdad. Una cosa no quita la otra.
El 27 de noviembre, actualicé mi reflexión tras escuchar, conversar y leer diferentes impresiones sobre esta polémica:
Tengo mucho que trabajarme, os agradezco muchísimos todos los comentarios y argumentos que habéis publicado en mi reflexión. Duele descubrir el lado oscuro y el daño que ha causado un ídolo de tu infancia. Cosa nunca justificable porque por otro lado haya contribuido a su pueblo en otras facetas. Intentaba fragmentar lo que fue Maradona y homenajear lo positivo. Creo que aquí es donde evidentemente erro yo y muchas personas que, os aseguro, no tenían intención de alabar a Maradona por su machismo. Gracias a todas y a todos por ayudarme a seguir deconstruyéndome. Porque por muy aliado que quiera ser, soy un machista, aunque probablemente hoy lo seré menos que ayer. 
Cambiar de opinión sobre un tema del que has reflexionado un montón debería de ser algo normal. Somos personas con conciencia crítica y como diría el pedagogo Paulo Freire: «las cosas no son, están siendo». Ser coherentes con nosotras mismas conlleva atravesar un mar de contradicciones. Por ello, aunque no debería de haber homenajeado a Diego Armando Maradona, pero me alegro de que haya pasado para darme cuenta de que me queda mucho trabajo por hacer y de tener cerca mía a tantas bellas personas que me ayudan a deconstruirme. Ojalá el gesto de Paula Dapena inspire a otras personas a replantearse su perspectiva respecto a estos homenajes hacia Maradona.

Deja un comentario

626FansMe gusta
760SeguidoresSeguir
1,900SeguidoresSeguir

Latest News

¡No te pierdas esto!

Amenazas y ataques machistas a la Selección boliviana por pedir condiciones dignas

Las futbolistas de la selección boliviana de fútbol femenino han manifestado mediante un comunicado su malestar ante la falta...

Ana González, nueva jugadora del Madrid CFF

El Madrid CFF continúan preparando su proyecto para la temporada 2022/2023. La última incorporación ha sido la de Ana González, la sevillana se suma...

Continúan los fichajes de verano en la Primera Iberdrola

Sandie Toletti y Kathellen Sousa se suman a la plantilla blanca de Toril para la nueva temporada 22/23. La Primera Iberdrola viene cargada de...

Vicky López, la joven perla española que juega en el Madrid CFF

Vicky López es la gran joya de la cantera española. De padre español y madre nigeriana, se ha convertido, con tan solo 15 años,...

Estas son las futbolistas que asaltarán el Mundial sub-20 y el Europeo sub-19

Parece que 2022 nos traerá el regreso a la competición de las categorías inferiores de la selección española de fútbol femenino. Y es que,...

El periódico del fútbol femenino

More Articles Like This

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad