Mar 16 Ago 2022 12:27:29

Campos y balones

Must Read

Lo más leído

La UDG Tenerife apuesta por la cantera en su sexta temporada en Primera

La UDG Tenerife arranca la temporada 20/21 con el objetivo claro de la permanencia. Francis Díaz continuará como entrenador...

El Real Madrid femenino prepara el proyecto de las galácticas

El Real Madrid femenino ya es una realidad. No se explicaba que el club blanco no formara parte de...

Revolución en la segunda temporada de María Pry en el Levante UD

La nueva temporada del fútbol femenino está cerca de comenzar oficialmente y las noticias en torno al Levante UD...

La fase final de Champions con más sabor español

Dos grandes escenarios del fútbol nacional como son Anoeta y San Mamés acogerán los cuartos de final de la...

Un renovado Atlético de Madrid busca triunfar en Europa

El Atlético de Madrid no pudo completar uno de sus objetivos la pasada temporada al perder la oportunidad de...

¿Cómo sería el fútbol -y el fútbol femenino- si estos dos aspectos no hubieran evolucionado como lo han hecho? Probablemente no se verían esos maravillosos partidos en alfombras verdes. Ni disfrutaríamos de los espectaculares goles que a día de hoy nos regalan las jugadoras.

Echando la vista atrás y hablando de cada uno de ellos por separado, debo hacer referencia al nombre de esta columna, arena y tiza. Eran así los campos donde comenzaron mis andaduras como jugadora. Aquellos campos condicionaban nuestro juego si lo comparo con los campos de ahora, pero también he de reconocer que éramos capaces de adaptarnos a cualquier circunstancia para poder jugar los partidos. Si había charcos, había que golpear el balón más fuerte. Si ese charco estaba en las porterías, podía condicionar el partido o si el campo estaba inclinado, había que sacarle el máximo provecho a esa situación. Aun y todo conseguíamos jugar un buen partido de fútbol y ser las más felices allí.

Después llegó el césped artificial, el cual también tenía muchos matices, ya que no todos eran iguales. Evidentemente, el césped hizo mejorar nuestro juego y a día de hoy son los campos por excelencia. Pero si había un lugar donde todo el mundo quería ir a jugar, era al Norte. Primeramente, Lezama y después, Zubieta. Nos brindaba la oportunidad de sentirse, aun más si cabe, futbolistas. Campos de césped natural, cuidados y mimados hasta el último detalle y que algunas de nosotras era la primera vez que pisábamos. No eran lo común en el fútbol femenino. Sin duda, uno de los momentos más especiales del año.

A día de hoy, no son muchos los que pueden disfrutar de estas maravillas de campos diariamente, pero sí hemos tenido la gran suerte de que se abrieran estadios, obteniendo el récord de asistencia de 60.739 personas en un partido de fútbol femenino. Pero no sólo ha sido este, sino que cada vez que un equipo ha abierto las puertas de su estadio, el público ha respondido de una manera brillante. Y las jugadoras se lo han devuelto de la mejor manera que saben hacer: ofreciéndoles un partido de fútbol de garantías, espectáculo y goles.

En cuanto al otro aspecto, los balones, también han cambiado, ¡y tanto que han cambiado! Si tuviéramos que preguntarle a cualquier jugadora de mi época, ¿quién no recuerda el balón Mikasa FT-5? Era el balón por excelencia. No puedo evitar recordar cómo era de pesado cuando estaba mojado, ni las marcas que dejaba cuando recibíamos un balonazo.

Además del modelo, también ha cambiado el número de los que disponías para entrenar. Apenas teníamos uno para todo el equipo y otro para la portera, que por aquel entonces no entrenaba de forma específica. Esto ahora es impensable, ya que cada equipo dispone de un número suficiente de ellos para los entrenamientos y partidos.

Volviendo a los modelos, recuerdo tener que ir a la selección española para disfrutar de los mejores balones, que diariamente en nuestros equipos no los teníamos. Eran balones nuevos, con la presión perfecta y que, inevitablemente, te hacían mejor. Esta evolución en los balones ha provocado que el fútbol sea más rápido, que la calidad de las jugadoras aumente, ya que cada día son más ligeros, y que los goles sean cada día un poquito más espectaculares.

No me gustaría extenderme mucho más ya que el balón seguirá siendo el protagonista en el futuro. Ahora mismo lo que realmente estamos todos y todas deseando es que empiece a rodar esta temporada.

Deja un comentario

626FansMe gusta
760SeguidoresSeguir
1,900SeguidoresSeguir

Latest News

¡No te pierdas esto!

Corrección del calendario de la Primera División Femenina

Tras el sorteo del calendario en de la Primera División Femenina, y un error en el mismo, desde la...

Ana González, nueva jugadora del Madrid CFF

El Madrid CFF continúan preparando su proyecto para la temporada 2022/2023. La última incorporación ha sido la de Ana González, la sevillana se suma...

Continúan los fichajes de verano en la Primera Iberdrola

Sandie Toletti y Kathellen Sousa se suman a la plantilla blanca de Toril para la nueva temporada 22/23. La Primera Iberdrola viene cargada de...

Vicky López, la joven perla española que juega en el Madrid CFF

Vicky López es la gran joya de la cantera española. De padre español y madre nigeriana, se ha convertido, con tan solo 15 años,...

Diez documentales y reportajes de fútbol femenino para ver gratis

El cine y los géneros audiovisuales periodísticos se han convertido en buenos aliados del fútbol femenino. Por ejemplo, recientemente fue estrenada en la gran...

El periódico del fútbol femenino

More Articles Like This

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad