Mar 20 Abr 2021 05:43:17

¡Esto arranca ya!

Must Read

Lo más leído

La UDG Tenerife apuesta por la cantera en su sexta temporada en Primera

La UDG Tenerife arranca la temporada 20/21 con el objetivo claro de la permanencia. Francis Díaz continuará como entrenador...

El Real Madrid femenino prepara el proyecto de las galácticas

El Real Madrid femenino ya es una realidad. No se explicaba que el club blanco no formara parte de...

Revolución en la segunda temporada de María Pry en el Levante UD

La nueva temporada del fútbol femenino está cerca de comenzar oficialmente y las noticias en torno al Levante UD...

La fase final de Champions con más sabor español

Dos grandes escenarios del fútbol nacional como son Anoeta y San Mamés acogerán los cuartos de final de la...

El Eibar apuesta por el joven talento nacional

La Sociedad Deportiva Eibar culminó una difícil campaña -situación general para todos- con el ascenso a la máxima categoría...

Ya que nos encontramos en la semana previa al comienzo de la liga, qué mejor que hacer un recorrido a los múltiples que cambios que ha sufrido la Primera División Femenina, actual Liga Iberdrola, desde que yo comencé a jugar. Sinceramente, no sé si voy a ser capaz de recordar todos los nombres y formatos de cambio que hemos sufrido. Pero al menos os contaré mi visión de aquellos que recuerde.

Si no me bailan los años, en el 2005, un equipo credo de una escuela daba el salto a la por aquel entonces Superliga después de varias ligas ganadas y dos ascensos. Llegábamos llenas de ilusión y de conseguir por todos los medios no volver a descender, ya que éramos conscientes de lo que había costado llegar hasta allí. Y lo hicimos, vaya si lo hicimos. Desde el primer momento en que jugamos en esa categoría, nunca vimos peligrar nuestra permanencia.

Por aquel entonces éramos dieciocho equipos (puede que la mente me falle) y destacaban conjuntos como el Levante y Athletic de Bilbao al que el resto mirábamos desde abajo con la ilusión de ser un día como ellos. No había grandes cantidades de dinero, pero las mejores jugadoras estaban en estos equipos. Era una liga donde ellos, los grandes, tenían unos cuatro partidos al año donde se jugaban toda la temporada. Y el resto eran partidos de “trámite”, donde lo único que podría pasar era un mal día o un equipo local con todo su pueblo apoyando, incluido el árbitro.

Después llegó el denominado “Queredazo” donde la liga quedó dividida en dos grupos y donde los cuatro primeros de cada uno, jugaban por el título. Los ocho restantes por no descender de categoría. Por si fuera poco, los dos primeros se disputarían el título en una final a doble partido. Esto creó el primer grito en el cielo de las jugadoras, ya que la competición quedaba completamente desvirtuada. Y no se estaba premiando la regularidad, que al fin y al cabo es de lo que se trata con una liga. Dicho grito quedó en aguas de borraja. No sólo porque el formato estuvo implantado dos temporadas, sino porque algunas de las jugadoras que alzaron la voz, tuvieron sus consecuencias.

Dos años después, se volvió al antiguo formato, ya que el objetivo fundamental (que no era otro que el Real Madrid incluyera equipo femenino) no se había conseguido. La liga cada vez iba siendo más competitiva. Cada vez había más jugadoras que subían el nivel y los equipos cada vez iban teniendo el respaldo de un equipo masculino. En definitiva, ya íbamos teniendo más nombre y poco a poco, más repercusión.

Pero sin duda el momento álgido del fútbol femenino, llegó cuando Iberdrola decidió patrocinar la Liga y proporcionar a los clubes unos medios económicos para crear infraestructura que antes no se tenía. Se empezó por ahí, no sin cometer errores. Errores que, afortunadamente, se han ido subsanando poco a poco. A día de hoy tenemos una Liga Iberdrola con dieciséis equipos. Una que cada día consigue que sea más competitiva y que el descenso sea algo que no se dispute hasta las últimas jornadas. No es algo fácil de conseguir con dieciséis equipos. Pero el trabajo realizado por los distintos clubes, la preparación y dedicación por parte de las jugadoras y técnicos, hacen que la liga española sea una a tener en cuenta a nivel europeo.

Este fin de semana comienza una liga de dieciocho (debido a las circunstancias actuales), pero que sin ninguna duda nos seguirá ofreciendo grandísimos partidos. Y seguirá manteniendo a todos los aficionados pendientes de la clasificación. Desear que todo salga bien, sobre todo a nivel de salud, desearle toda la suerte del mundo a los dieciocho. Y fundamentalmente, ¡hacednos disfrutar mucho con vuestros partidos!

¡Esto arranca ya!

Deja un comentario

621FansMe gusta
760SeguidoresSeguir
1,900SeguidoresSeguir

Latest News

¡No te pierdas esto!

Primavera en la Liga Iberdrola: la Champions y el descenso, en el punto de mira

El último fin de semana de marzo se cierra con la jornada 24 de la Liga Iberdrola que sigue...

Así son ahora los ascensos y descensos en el fútbol femenino

La creación de Reto Iberdrola como segunda máxima división de fútbol femenino en España supuso un cambio notable en lo relacionado con el movimiento...

La segunda fase de Reto Iberdrola alcanza su ecuador con todo por decidirse

Finalizó la cuarta jornada en los grupos C y la quinta para los grupos D en esta segunda fase de Reto Iberdrola. Por tanto,...

El Sevilla FC se consolida octavo ante un Atleti al que se le esfuman las aspiraciones europeas

El estadio Jesús Navas acogió el encuentro correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la liga Primera Iberdrola entre Sevilla FC y Atlético de...

El Osasuna frena a la Real y el Getafe aprieta el liderato del G-5, el repaso a la jornada de Primera Nacional

Fin de semana para no cardíacos en la competición de Primera Nacional. Se celebró la segunda jornada en los subgrupos 1C, 2C, y 6C...

El periódico del fútbol femenino

More Articles Like This

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad