Jue 11 Ago 2022 01:39:11

Rayo Femenino: «Mucho te quiero, perrito…»

Must Read

Lo más leído

La UDG Tenerife apuesta por la cantera en su sexta temporada en Primera

La UDG Tenerife arranca la temporada 20/21 con el objetivo claro de la permanencia. Francis Díaz continuará como entrenador...

El Real Madrid femenino prepara el proyecto de las galácticas

El Real Madrid femenino ya es una realidad. No se explicaba que el club blanco no formara parte de...

Revolución en la segunda temporada de María Pry en el Levante UD

La nueva temporada del fútbol femenino está cerca de comenzar oficialmente y las noticias en torno al Levante UD...

La fase final de Champions con más sabor español

Dos grandes escenarios del fútbol nacional como son Anoeta y San Mamés acogerán los cuartos de final de la...

Un renovado Atlético de Madrid busca triunfar en Europa

El Atlético de Madrid no pudo completar uno de sus objetivos la pasada temporada al perder la oportunidad de...

Definitivamente, hay gente vive en un mundo paralelo al nuestro. Es así. Comprobado. El Rayo Vallecano Femenino, un equipo de la primera división -la liga Primera Iberdrola- viene arrastrando una situación dramática hace ya tiempo. Una situación que, en lugar de verse resuelta en mayor o menor medida, se agrava según avanzan los días, las semanas y los meses. 

Es evidente que hay quien no las valora como deportistas profesionales y como trabajadoras de un club. Pero ya no es tanto la falta de reconocimiento, sino lo que es peor, una actitud que roza el desprecio. Es así o no se entiende cada uno de los capítulos que venimos viendo y conociendo los aficionados al fútbol femenino. 

Decíamos que hay quien no parece vivir en el mismo mundo que la gran mayoría de los que seguimos la liga Primera Iberdrola. Lo malo es que nos encontremos en esta dimensión paralela, en este mundo al revés, a la persona que más debe velar por la valía de sus jugadoras, al propio presidente de su club. 

Dos días llevamos leyendo artículos «desaparecidos» misteriosamente, respuestas al mismo artículo, declaraciones de presidentes, médicos, aficionados, jugadores y representantes. Un tiovivo, oiga. No se merece este circo el Rayo.

Declaraba Martín Presa, presidente del club vallecano, que «su apuesta por el femenino es firme». Decía esto y otras muchas afirmaciones que sonrojan a cualquiera que sepa de qué va todo esto. Y a mí se me viene mi abuela (las abuelas son sabias) cuando me decía aquello de “mucho te quiero, perrito, pero pan poquito”. Pues lo mismo. En sentido literal y en sentido figurado. Les vale el refrán como lo quieran leer.

No es posible que alguien diga tomarse en serio una sección a la que no respeta lo acordado. Una sección que no puede entrenar como deben hacerlo deportistas de primera división, del más alto escalafón deportivo en su disciplina. Aquella sección del club que más alegrías ha dado a su grada en la consecución de trofeos. Que no puede empezar a jugar la competición porque no han entrenado. Que si no han entrenado porque no tenían equipo hecho. Y que si no tenían equipo porque el tema de los fichajes ha sido lo más estrambótico del mundo.

Esa sección a la que se premia con un bocata de pan seco y cuatro lonchitas de fiambre después de jugar un partido. Porque este «póngame cuarto y mitad de choped» ha sido ya la gota que colmó el vaso. Y lo malo es que cuando todos nos quedamos con cara de pasmo, quien debiera responder y dar una explicación lógica y convincente nos sale con acusaciones. Pero es que no hay explicación ni excusa posible. 

La situación del Rayo Vallecano nos duele a todos, desde fuera, no quiero imaginarme cómo deben sentirse ellas ante esta tomadura de pelo. 

Tras la gran tormenta llegó un comunicado escrito por las jugadoras del primer equipo femenino y compartido por sus compañeros del masculino. Después una solicitud de reunión urgente desde AFE con el presidente de la entidad deportiva a cuenta de que explique la situación de las jugadoras y el incumplimiento de varios puntos acordados en el Convenio. Ese que da vueltas y vueltas y que algunos se toman como papel mojado. 

Y ellas, las jugadoras y el conjunto del equipo del Rayo Vallecano femenino, con más dignidad que nadie en ese campo, harán suyo de nuevo el lema de “Valentía, coraje y nobleza». De eso no hay duda. A alguno estos días se les debería “añugar” el famoso el bocadillo.

Deja un comentario

626FansMe gusta
760SeguidoresSeguir
1,900SeguidoresSeguir

Latest News

¡No te pierdas esto!

Futpro y Futbolistas ON denuncian a AFE por discriminación

Futpro, sindicato del fútbol femenino, y Futbolistas ON han denunciado a la Asociación de Futbolistas Españoles por discriminación y...

Amanda Gutiérrez, presidenta de FufPro: «Si tenemos que dar nosotras las lecciones, lo haremos»

A casi un mes de que la nueva Liga Profesional del fútbol femenino español, aún está en incertidumbre el calendario y las futbolistas de...

La Selección Española Femenina puede cerrar un pase perfecto al Mundial 2023

La Selección Española Femenina luchará por culminar la fase de clasificación para el Mundial de 2023 con un pleno absoluto de victorias. Para conseguir...

Los equipos españoles empiezan a coger forma con los primeros amistosos de pretemporada

Queda un mes para que arranque la Primera División Femenina de España y el fútbol femenino comienza con su preparación. La primera toma de...

Sin solución al caso ‘Bronze’

La lateral inglesa, Lucy Bronze, todavía sigue a las puertas de ser inscrita debido a las tensiones y desacuerdos entre la nueva Liga Profesional...

El periódico del fútbol femenino

More Articles Like This

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad